stage curtain

Cómo Puede Usted Clarificar Su Llamado

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 7 minutes

Crecer, tenemos grandes sueños para la edad adulta. Ser capaces de llenar nuestros días con las cosas que nos traen gozo y satisfacción mientras nos permiten hacer una diferencia. Abrazando un llamado.

Y luego…

Bien, digamos que #adultando es una descripción adecuada de la conmoción de algunas de las realidades de la vida adulta.

Los platos se amontonan. Nos encontramos rodeados por montones de ropa sucia que no encajan en nuestra « visión ». Nuestra visión no incluye la inversión de dinero, sudor y lágrimas en una educación tal que podríamos trabajar días de 12 horas sin descansos antes de caer rendidos en la cama por la noche y hacerlo todo de nuevo.

La palabra « vocación » viene de la palabra raíz vocare, que significa « llamar ».  Es un reflexión exacta de un anhelo humano profundamente arraigado de estar involucrado en una vocación, -en un trabajo- que nos « habla »  que « nos llama » a algo que trasciende nuestra existencia individual. Sin embargo, ¿Qué hacemos cuando los sonidos que estamos tratando de oír son amortiguados por las capas desordenadas de la vida?

Clarificando el Llamado

El cristiano olímpico Eric Liddel ( Carrozas de Fuego ) se le ha atribuido el declarar, « Cuando corro, Siento el placer [de Dios] ».  En cierto sentido, el llamado es sobre descubrir lo que nos « hace sentir el placer de Dios ».

Cuando nuestra cultura habla sobre el llamado suele venir en términos místicos. En The Call, Os Guinness, tira el velo que rodea este misterio pidiéndonos encontrar el llamado en dos partes:

  • Él nos invita a abrazar primero un llamado que suena en todo el mundo que es « de [Cristo], a [Cristo], y por [Cristo] » 1 He refers to this as our primary call. Es este llamado de, a y por Cristo que pone el resto de nuestras vidas en contexto.
  • La principal llamado entonces da marco a un llamado « secundario ». Es decir, cualquiera que sea la posición de vida en que nos encontremos, « todos, en todas partes y en todo deberíamos pensar, hablar, vivir y actuar totalmente para Él ». 2 es en el contexto de este llamado secundario que meditamos sobre el concepto de la vocación y de los detalles del llamado que son únicos para nuestras vidas individuales.

Guinness enfatiza que si vamos a darnos cuenta de ese poderoso sentido del llamado que estamos buscando, entonces el llamado secundario no puede venir primero. El llamado principal debe seguir siendo principal. Poniendo los dos juntos, él define llamado como « la verdad que Dios nos llama a Sí mismo tan decisivamente de que todo lo que somos, todo lo que hacemos, y todo lo que tenemos está invertido con una especial devoción y dinamismo vividos como una respuesta a su convocatoria y servicio ». 3

Sin embargo, esto aun nos deja con una pregunta práctica:

¿Cómo puedo « escuchar » mi llamado secundario?

Imaginemos cómo se vería esto en el escenario:

Si mi sueño secreto se hizo realidad, y la vida fuera un musical, Cristo sería el protagonista en el escenario de un teatro bastante estridente. Él hace un llamado a la gente a venir y unirse a él para actuar en Su historia. En medio de todo el ruido, usted le oye llamándole a unirse a Él en el escenario. Así que habéis sido llamados por Él, has llegado a Él, y es para Él como usted se une a Él actuando en Su historia.

Pero aquí está la cosa: Él no nos ha llamado a ser el protagonista o incluso alguno de los actores de reparto. Cristo es el personaje principal. Él nos llama a ser miembros del coro – historiadores de fondo que sólo ocasionalmente sienten la calidez de la atención.

En una producción musical, el coro es ese grupo de cantantes y bailarines desconocido que llenan el espacio y el sonido en el escenario entre los personajes principales. El trabajo del coro – su vocación- es responder al personaje principal.  Esto lo hacen a través de ricas capas múltiples de armonías y movimientos únicos que amplifican el significado del juego.

El llamado secundario – esa vocación que te hace « sentir el placer de Dios » – puede ser descrito como las armonías y movimientos únicos que su cuerpo utiliza para responder a la historia que se realiza en el centro del escenario.

En ese sentido, el llamado vocacional es más que una respuesta he interacción con Dios y Su historia, así como un abrazo de Su invitación a que nos unamos a Él para contar esa historia.

Llamado como una Respuesta

Es importante señalar que esta libertad que los cristianos occidentales disfrutan en la elección vocacional es exclusiva de los últimos 50-75 años de cultura occidental. Había una vez, en que nuestros antepasados fueron o bien nacieron en una profesión, eligieron entre unas pocas profesiones de acuerdo a las conexiones de la familia o del género, o de lo contrario trabajaron en el ámbito de un estrecho rango de posibilidades. Esta opción vocacional fue una constante estática para la vida, y debido a que el énfasis estaba más en la provisión y la supervivencia, la capacidad de elegir una vocación con un ojo hacia la realización personal era en gran medida un lujo.

Sin embargo, esta falta de opciones de ninguna manera desvirtúan la noción de un llamado secundario porque el llamado secundario seguía siendo el cómo respondieron a la historia de Dios a través de su voz y de sus acciones, independientemente de su posición en el escenario o de qué accesorios les fueron dados para trabajar. Tanto entonces como ahora, la respuesta a menudo se correlaciona con integridad, compasión y bondad en el contexto de la rutina diaria de trabajo.

Hoy, sin embargo, los cristianos occidentales experimentan una libertad de elección que algunas veces puede ser abrumadora. En los Estados Unidos, en particular, no es raro cambiar completamente de profesión 4 o 5 veces en toda la vida. De hecho, las libertades inherentes a nuestra cultura significa que a veces cambiar de profesión es una respuesta completamente normal a la historia de Dios, mientras que en otras ocasiones significa permanecer quietos y responder de diferentes maneras.

La ironía es que, a veces, ni siquiera sabemos cómo responder. Por lo tanto, esta libertad sensible debería hacernos a todos más desesperados por entender y sumergirnos en la historia de Dios.

Respondiendo a la Historia de Dios

Nadie puede entrar en contacto con la historia de Dios y no responder a ello. Algunas personas reaccionan con indiferencia. Otros responden en franca rebelión. Aun otros responden con intriga.

Seguir a Cristo es, sin embargo, responder e interactuar con la historia de Dios en maneras que reflejen el corazón de Dios.

Aquí esta una estrategia para lograr este objetivo:

1. Prestar más atención a la historia de Dios. ¿Comprende las implicaciones de la muerte de Cristo en su propia vida, y también en toda la creación?  ¿Puede describir lo que significa para los seres humanos y la creación, tanto en la actualidad y en el futuro escatológico? ¿Ha descubierto cómo cada historia en el Antiguo Testamento señala a Jesús y esta reconciliación definitiva? ¿Puede señalar las cualidades del Reino eterno de Dios descrito en las Escrituras y cómo Jesús se los hizo tangible? Y lo que es más importante, ¿Cómo este reino refleja el corazón de Dios?

2. Sumérjase en la historia de Dios, y cuando salga a tomar aire, sumérjase otra vez.  Las profundidades del océano y la extensión del espacio exterior son superficiales y finitas en comparación con Aquel que nos permite descubrirlo de la misma manera que exploramos Su creación.

3. Mientras se encuentra con la historia de Dios, compare la visión de esta historia con lo que observe en la vida cotidiana.  Mire a cada uno de los ámbitos de la vida: el hogar, la iglesia, la comunidad, el trabajo. ¿Cómo ve esta visión ocurriendo en cada uno de esos ámbitos? ¿Cómo la ve usted que no ocurriendo a su alrededor?

4. Reconozca que, seguir a Jesús, le hace un líderÉl le ha dado la autoridad para hablar y dar forma a estas visiones en la existencia en sus esferas de influencia natural. ¿Qué componentes de la historia de Dios se apropian más de su corazón e imaginación?

5. Tome nota de sus dones, aptitudes, talentos, habilidades y afinidades. ¿Cómo pueden estos atributos ayudarle a hacer que parte de la visión de Dios sea una realidad en su ámbito?

Su llamado secundario se sitúa en la intersección de cada una de las preguntas anteriores. Y lo más probable es que existan múltiples combinaciones de respuesta – múltiples vías a través de las cuales « sentir el placer de Dios ».

Haciéndolo Práctico

El tema del llamado está cerca del corazón de mi llamado secundario. Mi respuesta a la historia de Dios es invitar a los cristianos a abrazar su identidad como líderes formados a la imagen de Dios y desarrollar fortalezas de liderazgo centrados en Cristo. Soy un introvertido a quien le gusta leer, estudiar, enseñar, hacer música, resolver problemas, elaborar estrategias, y motivar. Entonces, ¿cómo esta respuesta toma forma en cada esfera de mi vida?

  • En el hogar: El Hogar es el Frente del vivir cristiano …así como los son el liderazgo cristiano y el discipulado. Por lo tanto, mi marido y mis hijos tienen la primera prioridad. Además de ayudar a mi familia a interactuar con la vida a través de la óptica del Evangelio, una de las maneras que mi llamado toma forma en nuestro hogar es a través de educar en el hogar a nuestros cuatro hijos.
  • En el trabajo: Como decano de administración para Artios Christian College, llego a resolver problemas y elaborar estrategias sobre la forma más eficaz para equipar a los líderes cristianos a través de nuestro modelo específico de educación.
  • En la congregación de mi iglesia: Como líder de alabanza y maestro, llego a invitar a la gente a encontrar y responder a la historia de Dios a través tanto de la música como del estudio.

En mi comunidad: Dando clases para otros estudiantes educados en el hogar en mi comunidad me permite sembrar las semillas para un liderazgo centrado en Cristo, dentro de una nueva generación.

Hágalo Personal

Mi respuesta al llamado de Cristo no va a ser semejante a su respuesta. Todas estas cosas me llenan de deleite… pero no espero que lo llene de deleite a usted.  Dios diseñó cada uno de nosotros para responder a su historia de una forma única.

Así que colóquese en la historia de Dios. Permanezca en Su historia. Permítase responder en cualquier esfera en que se encuentre. Pero no se pierda en su propia respuesta; déjese llevar por la belleza de la enormidad de su historia y la vasta gama de respuestas que ocurren alrededor de usted. Pero, sobre todo, abrace que no hay mayor placer que el placer de Dios para convertirse en la fuente del suyo propio.


¿Quiere más? Aquí están algunos recursos en los que usted podría estar interesado:

Amber Mann Riggs

Amber Mann Riggs is co-director and dean of administration for Artios Christian College and holds a B.A. in Youth Ministry and a M.A. in Curriculum and Instruction, both from Colorado Christian University. She also directs the worship ministry for her local congregation. Amber is a home-school mom to four young daughters and a smitten wife to her husband, Bryan.

Latest posts by Amber Mann Riggs (see all)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Notes:

  1. Guiness, Os, The Call:  Finding and Fulfilling the Central Purpose of Your Life (Nashville TN: Word, 1998), p. 31
  2. The Call, p. 31
  3. The Call, p. 6

Amber Mann Riggs is co-director and dean of administration for Artios Christian College and holds a B.A. in Youth Ministry and a M.A. in Curriculum and Instruction, both from Colorado Christian University. She also directs the worship ministry for her local congregation. Amber is a home-school mom to four young daughters and a smitten wife to her husband, Bryan.