En Misión . . . En Sierra Leone

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 7 minutes

Únase a nosotros en este espacio de cada edición del 2019 para las historias de evangelismo de la CoG7 en directo desde los campos de alrededor del globo.

Aquí, el secretario del CMI John Klassek entrevista a Víctor Bangura y a Manasseh Boima. Víctor Bangura es el secretario general de la CoG7 en Sierra Leone. Manasseh Boima pastorea la Iglesia en Grafton, una región dentro de la capital de Freetown. Sus programas radiales en el Distrito Kailahun alcanzan a Liberia y Guinea. John Klassek ministra a la iglesia CoG7 en Perth, Australia.

Lo siguiente es un transcripto editado de la entrevista en video.


John Kassek (JK): Si yo viniera a Sierra Leone, ¿Qué es lo que esperaría al bajarme del avión?

Víctor Bangura (VB): Primero, se encontraría con gente amigable. Después con un hermoso ambiente, aunque el clima pueda que sea un poco cálido para usted. Podrá contemplar hermosos arboles y gente hermosa.

JK: ¿Pastorean ustedes juntos, o están en diferentes áreas?

Manasseh Boina (MB): Bueno, sí, trabajamos juntos como hermanos, como compañeros, como pastores en el ministerio. No permanecemos en un lugar exclusivo. Nos movemos en diferentes direcciones, diferentes regiones, diferentes comunidades, y hacemos trabajos diferentes.

JK: ¿Cómo escuchó acerca de Cristo, o cómo estableció contacto con la Iglesia de Dios (Séptimo Día)?

VB: Dimos con la Iglesia de Dios (Séptimo Día) mediante el Abogado de la Biblia. Eso fue desde 2003. Luego nos hicimos miembros oficiales de el CMI en el 2007.

JK: Entonces, hermano Manasseh, ¿era usted parte de la historia en ese entonces?

MB: Sí, por supuesto. Yo fui parte de la historia, y al presente sigo siendo parte de esa historia. Pero lo que sea que [Víctor] ha dicho, es una colaboración. Él es mayor que yo en el ministerio. Él tiene un vasto conocimiento de la formación de la Iglesia de Dios (Séptimo Día) en Sierra Leone — más que yo. Ellos son los fundadores originales de la Cog7. Yo logré contactarme con ellos en 2011.

JK: ¿Cuál fue el momento determinante en su llamado para Cristo?

MB: Yo era notoriamente un adicto a las drogas. Fumaba mucha marihuana antes de venir a Cristo. Sí, honestamente, la vida era realmente peligrosa, considerando la [poca] edad. En ese tiempo, cada iglesia que visitaba, si el pastor o el predicador hablaba de la marihuana o de cualquier otra droga, nunca más regresaba a esa iglesia. Así fue como me mantuve moviéndome de iglesia en iglesia. Incluso asistí a un servicio en un templo Indio, sólo por tratar de escapar de la verdad. Sin embargo, a principios de los 90s cuando hubo un centro de entrenamiento Bíblico de Liberia, algunos estadounidenses siendo de Liberia entraron a Sierra Leone justo cuando los rebeldes atacaron Liberia. De modo que se mudaron de Monrovia y vinieron a Sierra Leone, instalándose en la ciudad capital. Fue allí entonces que yo recibí a Cristo como señor y Salvador personal.

JK: ¿En cuanto a usted, Víctor?

VB: Yo fui católico hasta cuando la guerra (de 1997), cuando los rebeldes invadieron Freetown. Ese fue el momento cuando me convertí en guardador del sábado, aunque en ese momento no era Iglesia de Dios (Séptimo Día). La iglesia de ese entonces era Cristo la Esperanza, pero sí era una iglesia del sábado. No era Adventista, sino una iglesia separada. Esa iglesia fue la que se transformó en Iglesia de Dios (Séptimo Día). Y hasta que entré en contacto con el sábado fue el momento en que llegué a conocer a Cristo. Fui bautizado cuando era católico, pero fue un rociamiento, así que tuve que volver a bautizarme por inmersión. Nunca me arrepentí de aceptar el sábado.

 

JK: ¿Cual considera usted que sea el mayor potencial en Sierra Leone, y cuáles son los más grandes desafíos?

VB: El potencial es abundante. La cosecha es mucha. Como verá, el 70% de nuestro país es Musulmán. Luego el 5 o 10 por ciento es africano tradicional. Por lo cual los cristianos son sólo el 20%, y de ese 20% hay diferentes denominaciones: Católicos, Metodistas, Presbiterianos, Pentecostales, y luego los guardadores del sábado. De los guardadores del sábado, tiene a los Adventistas, a los Bautistas, y luego la Iglesia de Dios (Séptimo Día). Así que hay un enorme potencial debido a la forma en que nuestra iglesia está creciendo exponencialmente en Sierra Leone (y más que todo estamos ganando en ambos lados), estamos atrayendo a nuestros hermanos cristianos hacia el sábado. Luego estamos teniendo ganancia de parte del área dominante musulmán. Y hacemos eso a través de diversos medios. A través de la agricultura, ya que cultivamos en una comunidad donde el 90% de los aldeanos son musulmanes. Cuando vamos al trabajo hablamos de Cristo. Así es como tenemos el mayor potencial de ganar más almas — cientos de millones de almas en Sierra Leone. El potencial de la cosecha está allí.

JK: ¿Puede comentar respecto a los retos que enfrenta?

MB: De acuerdo a lo que Víctor acaba de decir, este potencial camina junto con los desafíos. Considerando el porcentaje que él mencionó, los musulmanes no son el problema, sino aquellos que han recibido a Cristo erróneamente, están practicando el cristianismo en forma equivocada. Hay denominaciones, como los católicos que influyen mucho el evangelio en nuestro país. Ellos usan el gobierno. Éste carece de dinero, y los católicos entran y hacen muchas inversiones: hospitales, escuelas, incluso en los medios de comunicación, las estaciones de radio, y las universidades. Tal como algunos de nosotros, asistimos a la escuela como resultado de la provisión católica. Ellos estaban muy activos, y siendo niño cuando se escuchaba que la gente estaba activa, corría uno hacia ellos. Ellos reprimían el evangelio en una vasta forma, y ese es el desafío que enfrentamos hoy. Cada vez que queremos exponer algunas de estas cosas que son descubiertas, [los católicos] se levantan. Luego además de esto, existen áreas donde no tenemos nuestras propias instalaciones. No hemos construido una iglesia allí, pero ellos sí tienen sus escuelas. Podemos ir a la escuela y comenzar nuestro ministerio. Pero en el momento en que se dan cuenta que este ministerio pertenece a la Iglesia de Dios (Séptimo Día) de inmediato nos detienen. Este reto, sin embargo, es un testimonio para nuestra iglesia. Entre más somos perseguidos, más somos desafiados. Entre más somos confrontados, más la gente quiere saber por qué estos tipos están bloqueando a estas personas, y por qué las están deteniendo. Pero eso no nos va a desalentar. Hasta hoy, en el corto tiempo del que disponemos en los medios de comunicación, podemos aprovecharlo, y ganamos almas. La gente escucha, conocen la verdad, y están viniendo de esas iglesias que han sido afectadas, regresando a la Iglesia de Dios (Séptimo Día).

JK: ¿Han podido compartir la visión de diez puntos en sus áreas de conferencia? ¿Cuáles son las más fáciles de poder realmente influir? ¿Hay alguna razón para que les sean más fáciles?

VB: Para mí, es involucrarse en testificar por muchas razones. Primero, la Iglesia de Dios es una iglesia con base en la Biblia. Todo lo que hacemos tiene su base en ella, estamos centrados en la Biblia, y ese es un mandamiento para involucrarse en la testificación. Esa es la razón por la cual lo hacemos. Lo hacemos en trasportes públicos, en cualquier reunión, en los campos donde siembran, en las escuelas, en todo lugar, y en todo tiempo. Nos involucramos en la testificación. Es bien fácil.

MB: Sí, en realidad, soy un maestro regular de escuela sabática y entreno personas para que sean discípulos. En 2016, cuando estuvimos en el Distrito de Kailahun, entrenamos cerca de 26 pastores. Todos ellos vienen con un trasfondo católico, y trasfondos metodistas. Cuando los alcanzamos, ellos perciben un sentido de que esto es verdad. En realidad, uno de los pastores de la juventud pidió entrenamiento. Ellos apoyaron nuestro entrenamiento y así les facilité el proceso de dicho entrenamiento. Llevamos a cabo el proceso de entrenamiento durante aproximadamente tres meses [en el distrito de Kailahun). Hasta hoy, tenemos 26 iglesias sólo en el Distrito de Kailahun, como fruto de ese entrenamiento para discipulado. En nuestra ausencia, estos hombres pueden ir a la estación de radio en representación nuestra y defender la doctrina de la CoG7 en el Distrito Kailahun. Ese es nuestro tremendo avance y beneficio que hemos logrado de los diez puntos que obtuvimos de la CoG7.

 

JK: Manasseh, ¿Hay alguno de los diez puntos que usted encuentre más desafiante de presentar, o que necesite más investigación?

MB: Tengo el don de evangelismo. Me gusta hacer discípulos. Entre más haces discípulos, más se expande el mensaje. Así que no le pongo atención a otras áreas. Sin embargo si pudiera dominar mi propia disciplina como hacedor de discípulos, entonces sería mejor y ayudaría a crecer a la Iglesia. Básicamente, no tengo problema con ningún otro punto, sino que mi área de interés es Comprometido al Discipulado.

JK: Al cerrar esto, ¿a cuál de la literatura de la Iglesia tienen acceso y usan para el evangelismo y enseñanza?

VB: En Esto Creemos es un libro maravilloso. Es una grandiosa herramienta. Dios bendiga a los escritores. También tenemos acceso a los cuadernillos de escuela sabática. Pero tenemos restricciones con el material sabático para niños. No tenemos mucho material disponible. Queremos expandir más, y entre más nos expandimos, más tenemos para dar. A veces al llegar a algunos lugares, digo, “Este libro es En Esto Creemos. Esta es nuestra doctrina. Quiero que lea este libro, después lo discutiremos.” Esta es la manera en que muchas veces ganamos a las personas.

JK: ¿Hay alguna cosa que le quisiera agregar a eso?

VB: Existen muchos retos. Especialmente hoy, veo lo que los discípulos enfrentaron cuando propagaban el evangelio. Pero gracias a Dios por la fe de ellos, ya que de no ser por ellos, yo no hubiera oído acerca de Jesucristo. Yo creo y necesito sacrificarme para que otros escuchen las buenas nuevas. Sí tenemos algunas restricciones, como lo que estamos haciendo. En algunas áreas tenemos restricciones en términos de movilidad y transporte. Luego, lo principal es una terrible necesidad de una estación de radio. Tenemos una estación de radio, y nos pondremos en contacto con Sierra Leone, Liberia, y Guinea.

MB: Esa es nuestra visión. Tenemos nuestra estación de radio, tenemos nuestro instituto de entrenamiento, equipamos gente, luego ellos pueden ir a la estación de radio y decir lo que han aprendido. Simultáneamente, nuestra visión no es sólo para Sierra Leone. Guinea es un estado musulmán (95%), de modo que si podemos tener nuestra estación de radio, tenemos nuestro instituto de entrenamiento. Cuando entrenamos a nuestros discípulos, son hombres y mujeres jóvenes preparados. Ellos pueden ir a la estación de radio y hablar cosas reales, revelar el secreto necesitado — el secreto del cual Jesús habló: Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

JK: Que Dios bendiga a ambos y anime mientras continuamos fielmente.

Latest posts by bibleadvocate (see all)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail