woman communicating in a meeting

¿Por Qué Desea Ser Un Comunicador Eficaz?

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 4 minutes

¿Se considera usted un comunicador?

Quizás usted es introvertido y habla tan poco como le sea posible. O tal vez es una mariposa social que puede entablar una conversación en cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier persona. Lo más probable es que esté en algún lugar entre los dos – alguien que aprecia mantenerse callado pero que es capaz de mantener una conversación cuando es necesario.

No importa con qué combinación de las anteriores se identifique, usted es un comunicador.  Para decirlo en términos más generales…

Todos somos comunicadores

Tomé mi primera clase de comunicaciones durante mi segundo año de universidad. Era una clase de discurso requerida. Mis compañeros oscilaron entre quienes casi se desmayaron cuando fueron nombrados para dar su discurso hasta quienes estaban felices de darlo cada ocasión.

Al comienzo de cada clase, el instructor nos hacia levantarnos y proclamar al unísono, « ¡Soy un GRRRan comunicador! » Mirando alrededor, era fácil distinguir los estudiantes que creían esta declaración y los que no creían.

Este pequeño ejercicio, aparentemente bobo me enseñó algo valioso sobre mí misma y sobre los demás:

Todos somos comunicadores. La diferencia está en nuestro nivel de eficacia como comunicadores. En otras palabras, podemos ser malos, buenos, muy buenos o excelentes.

La comunicación es una habilidad que requiere intencionalidad para perfeccionarla, lo que debería ser la meta ya que…

Todos podemos comunicar algo

La comunicación es mucho más que hablar en público. Uno se comunica utilizando distintos símbolos. Palabras (habladas o escritas), expresiones faciales, lenguaje corporal y el tono de voz son símbolos de comunicación. Incluso los iconos gestuales vía mensajes de texto son símbolos de comunicación. Cada día enviamos mensajes a quienes nos rodean utilizando estos símbolos.

Cuando interpretamos el mensaje de otra persona, estamos basando esa interpretación en una combinación de todos los diferentes tipos de símbolos enumerados anteriormente. Escuchamos las palabras de la otra persona, evaluamos sus expresiones faciales, su lenguaje corporal, su tono de voz y determinamos el significado. Hacemos esto innumerables veces cada día, pero el proceso es tan rápido que no nos damos cuenta de cuánto de todo esto está implicado.

La falta de comunicación se produce cuando uno o más de nuestros mensajes es malinterpretado porque nuestros símbolos no corresponden.

Por ejemplo, imagínese que usted tuvo una muy mala noche con poco descanso. A la mañana siguiente tiene que asistir a una reunión de trabajo. Durante la reunión intenta mostrar interés a través de contacto con los ojos y asintiendo con la cabeza, pero no puedes evitar bostezar ya que estas muy somnoliento. Desafortunadamente, su supervisor malinterpreta su bostezo de desinterés y posteriormente le regaña por ello. Esto es simplemente una falta de comunicación. Después de disculparse y explicar a su supervisor que estuvo la noche anterior con su hijo enfermo, la falta de comunicación se desactiva.

Para evitar malos entendidos, el remitente del mensaje debe ser consciente de los símbolos que está enviando, así como ser claro sobre el mensaje que pretende comunicar. Este tipo de conciencia e intencionalidad incluye la comprensión de su ubicación, circunstancias y la persona o personas con quien se está comunicando. Asimismo, para evitar malos entendidos, el receptor del mensaje debe pedir claridad antes de llegar a la conclusión de que su interpretación es precisa. Lo que nos lleva a un punto que vale la pena destacar:

La comunicación necesita de al menos dos

La comunicación no es un deporte individual. Se requiere de un emisor y un receptor de un mensaje. Incluso cuando eres quien recibe un mensaje, estás participando en la comunicación. Mientras el mensaje es enviado, el remitente está viendo su reacción para ver si hay comprensión. Él(ella) está prestando atención a sus símbolos, para ver si hay contacto con los ojos, asentimiento con la cabeza y palabras de confirmación. La forma de escuchar comunica algo al remitente.  Esto se debe a que…

Usted debe desear ser un comunicador eficaz

La comunicación es la cualidad de cristiano influyente más práctica.

No podemos evitar la comunicación.

Sea en casa con nuestras familias, en el trabajo con nuestros compañeros, o en la tienda de comestibles con extraños, mediante el envío y recepción de mensajes a través de diversos símbolos, nos estamos comunicando con quienes nos rodean.

Y mediante la comunicación, estamos guiando aquellos con quienes nos comunicamos a la comprensión de nuestro mensaje.

De modo que las preguntas que debemos formularnos son: 1. ¿Cuál es el mensaje fundamental que deseo comunicar a través de mi vida? y 2). ¿Hacia qué o hacia quién deseo que mi vida dirija a los demás?

Cuando la respuesta a ambas preguntas es el evangelio de Jesucristo y Su Reino, el resultado será dirigir intencional y activamente a nuestros círculos de influencia hacia Él en nuestras vidas ordinarias a través de comunicación común que no podemos evitar.

Después de todo, todos somos comunicadores de modo que ¿por qué no ser comunicadores eficaces en aras de expandir el reino de Dios?

Ahora, diga conmigo: ¡Soy un GRRRan comunicador!


¿Es la comunicación una de sus fortalezas de liderazgo? ¡Averígüelo! Descargue la guía gratuita: Identificando Sus Fortalezas de Liderazgo de Artios Christian College.

Caitlin Meadows

Born and raised in Lodi, California, Caitlin now resides in west Michigan with her (amazingly supportive) husband Adam, their sons Hudson (2 yrs old) and Declan (10 months old), and their rambunctious chiweenie, Stella. Caitlin earned her Bachelor of Science in Communication in 2011. Writing reflective pieces on life and faith has been her outlet since her teens. While thoroughly enjoying mommyhood, Caitlin has the privilege of working from home as the Communications Coordinator of Artios Christian College. Through every unexpected twist and turn of her life, Christ has been her constant stronghold as she lives every day with hope and expectancy of His awesome guidance!
Caitlin Meadows
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Born and raised in Lodi, California, Caitlin now resides in west Michigan with her (amazingly supportive) husband Adam, their sons Hudson (2 yrs old) and Declan (10 months old), and their rambunctious chiweenie, Stella. Caitlin earned her Bachelor of Science in Communication in 2011. Writing reflective pieces on life and faith has been her outlet since her teens. While thoroughly enjoying mommyhood, Caitlin has the privilege of working from home as the Communications Coordinator of Artios Christian College. Through every unexpected twist and turn of her life, Christ has been her constant stronghold as she lives every day with hope and expectancy of His awesome guidance!