Linda L. Kruschke

Heridas Que Sangran

Algunas experiencias te cambian para siempre. Cuando tenía catorce años, mi primer novio me violó. Eso me cambió para siempre y no se lo dije a nadie, especialmente a mi mamá, porque ella me había prohibido verlo. Yo la desobedecí cuando fui a su casa cuando nadie más estaba ahí. Poco tiempo después, ese trauma […]