David Descubre a Jeremías

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 2 minutes

“Dime, papá, ¿quién es tu profeta favorito?” Preguntó David.

“¡Vaya! ¿De donde vino eso?” Papá respondió. “¿Mi profeta favorito?”

“Sí. Ya sé cuál es mi favorito: ¡Jeremías! ¡Es genial!

“Genial, ¿eh?” Papá sonrió. “¿Por qué no me cuentas qué lo hace tan genial?”

“Bueno, en primer lugar, Dios lo eligió incluso antes de que naciera; lo eligió para ser profeta antes de su nacimiento real. No puedo imaginarme sabiendo qué papel quiere Dios que yo cumpla en mi vida, pero Jeremías sí lo sabía. Pero eso le asustó”.

“¿Cómo sabes que le asustó?” preguntó papá.

“Porque el mismo Jeremías dijo que no sabía qué decir y que era sólo un niño. Pero Dios le dijo que no dijera que era sólo un niño y que Él, Dios, pondría las palabras correctas en su boca. ¡Imagínate tener una conversación así con Dios!

“Eso sería increíble”, dijo papá. “¿Qué más sabes sobre Jeremías?”

“Bueno”, pensó David. “Recibió amenazas de muerte porque a la gente no le gustaba lo que les contaba. Quiero decir, él sólo estaba diciendo lo que Dios le dijo que dijera, pero la gente se enojó mucho. Tan enojados que lo golpearon, lo metieron en el cepo y lo arrestaron”.

“¡Guau! Ciertamente no fue fácil para él”, observó papá. “No estoy seguro de saber todas esas cosas sobre Jeremías. ¿Qué más has aprendido sobre lo que soportó?

“Déjame ver. Oh, sí, lo encarcelaron, lo arrojaron a una cisterna (que es como un pozo) para que muriera de hambre y lo encadenaron. Es casi como leer en una película cómo Jeremías siguió confiando en Dios, predicando las palabras que Dios le dio sin importar lo que la gente le arrojara”.

“Todo eso es realmente fascinante, David”, dijo papá. “Pero ahora dime cómo te afecta esto. ¿Cómo ha cambiado tu vida al aprender más sobre Jeremías?”

“Mmm. Supongo que realmente no había pensado en cómo podría relacionarse conmigo”, reflexionó David. “Bueno, a veces me desanimo cuando la gente se ríe de mí o se burla de mí por algo. Pero si pienso en cómo la gente no sólo se burló de Jeremías sino que realmente trató de lastimarlo, entonces debería poder soportar un poco de burlas, especialmente si se burlan de mí por seguir a Dios. Ya sabes, decir eso me recuerda a otra persona de quien se burlaron, golpearon e incluso mataron por seguir lo que Dios le había dicho que hiciera”.

“¿En serio? ¿Quien era?”

“Jesús. Pasó por cosas tan malas como las de Jeremías, incluso peores, ya que finalmente lo mataron. Y Pablo también. A él lo golpearon, lo encarcelaron y lo acusaron de cosas que no hizo. Ejemplos como estos me ayudan a darme cuenta de lo importante que es para mí confiar en Dios y seguirlo pase lo que pase. Sé que si confío en Él, me ayudará en cualquier situación que enfrente”.

Marcia Sanders
Latest posts by Marcia Sanders (see all)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Marcia Sanders is the mother of three: Matthew, Adam, and April (Brann), and she is "nana" to Ava and Jonah Brann. Since she retired from her career in education, Marcia and Randy have enjoyed spending time with their children and grandchildren, as well as camping, hiking, motorcycling, kayaking, and traveling.