La Fidelidad de Dios

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 2 minutes

Por Kara Caswell

La fidelidad de Dios es evidente a nuestro alrededor. A veces no vemos las diferentes formas en que Dios está obrando en nuestras vidas. Sin embargo, incluso cuando no vemos Su fidelidad, podemos tener confianza en ella porque la Biblia nos recuerda una y otra vez que Dios es fiel. Por ejemplo, Hebreos 10:23 dice: “Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa” (NVI en todas partes).

Es fácil pasar por alto todas las formas en que Dios está obrando. Soy culpable de esto tanto como los demás. A veces no veo las bendiciones de Dios, pero otras veces solo pienso en todas mis bendiciones y me siento abrumada por la fidelidad de Dios y la forma en que cuida a quienes lo siguen. Es fácil pasar por alto estas bendiciones si no las buscamos.

Para confiar en el compromiso de Dios con nosotros, primero debemos identificar dónde ha sido fiel en el pasado y dónde está siendo fiel ahora. Si dudamos de la firmeza de Dios, tenemos que confiar en que Él sigue siendo fiel y que simplemente no podemos verlo. 2 Timoteo 2:13 dice: «Si somos infieles, él sigue siendo fiel, ya que no puede negarse a sí mismo». Si cuestionamos la fidelidad de Dios, a menudo es porque nosotros no le somos fieles. La Biblia dice: “El SEÑOR estará con ustedes, siempre y cuando ustedes estén con él. Si lo buscan, él dejará que ustedes lo hallen; pero, si lo abandonan, él los abandonará” (2 Crónicas 15: 2).

Una de las formas en que Dios me ha sido extremadamente fiel es rodeándome continuamente de personas que me ayudan a seguirlo más. Dios proporciona el aliento preciso que necesito en el momento adecuado. Él ha traído personas a mi vida que me recuerdan mi necesidad de Cristo y de buscarlo a Él primero. Ya sean amigos, mentores, maestros, pastores, abuelos, hermanos o padres, Él siempre ha creado una atmósfera que me anima y me permite seguirlo. Constantemente recuerdo la fidelidad de Dios cuando observo las relaciones que Él me ha otorgado.

Primera de Corintios 1: 9 nos anima: «Fiel es Dios, quien los ha llamado a tener comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor». No hay forma de que una persona pueda dudar de la fidelidad de Dios si está buscando las bendiciones de Dios. Si alguien confía en la Biblia y en sus promesas, no puede dudar de la fidelidad de Aquel que escribió la Biblia. La Palabra de Dios habla de la fidelidad de Dios a menudo y nos recuerda la promesa de Dios de estar siempre con nosotros. La fidelidad de Dios prevalece en la vida de todos. ¿Estás buscando las bendiciones que Dios te ha dado?

 

Kara Caswell viene de una familia de cinco hijos. Tiene dieciocho años y está en el último año en Spring Vale Christian School. Kara vive en Owosso, Mi, y asiste a la Iglesia de Dios (Séptimo Día) en Owosso. Algunos de sus pasatiempos incluyen la música, el baloncesto y la fotografía. En el futuro, Kara planea asistir a la universidad y eventualmente convertirse en esposa y madre.

Últimas entradas de bibleadvocate (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail