Mensaje del Presidente Stacy

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 3 minutes

Mensaje del Presidente Stacy

COVID-19

Estimados Miembros y Amigos de la Conferencia General de la Iglesia de Dios (Séptimo Día):

A medida que nosotros y el mundo entero enfrentamos el desafío de la pandemia de COVID-19, encuentro dirección en tres declaraciones, una de nuestro Señor Jesucristo, y dos del apóstol Pablo.

Declaración 1

La tarde anterior de que Jesús fuera crucificado, anunció un nuevo pacto y dio a sus seguidores un nuevo mandamiento. “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Juan 13: 34-35 NVI).

El gran mandamiento del nuevo pacto es amar como Jesús amaba.

Declaración 2

Pablo escribió a los filipenses: “No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús” (Filipenses 2: 3-5). El amor como el de Cristo, descrito y modelado por Jesús y por Pablo, es humilde, desinteresado, sacrificado y generoso. Pone las necesidades de los demás antes que los deseos personales.

Declaración 3

A Timoteo, Pablo le escribió: «Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio» (2 Timoteo 1:7). Así como el canto, que alguna vez fuera popular, pregunta: «Si Dios es por nosotros, quién puede estar en contra de nosotros».

Dirección

Con respecto a la toma de decisiones, el pastor Andy Stanley ha sugerido esta frase memorable: «Cuando no esté seguro de qué decir o hacer, pregúntese qué es lo que el amor requiere de usted». ¿Qué requiere de nosotros un amor semejante al de Cristo en relación a los peligros del coronavirus que actualmente está sacudiendo a nuestro mundo? Sugiero lo siguiente:

1. Ame a su prójimo.

Las personas que nos rodean están experimentando las mismas necesidades que nosotros, y sin Cristo, muchas pueden estar sufriendo con ansiedades y temores en mayor medida. La situación actual brinda una gran oportunidad para compartir nuestra fe en Dios y nuestro amor por los demás al compartir cualquier recurso que podamos tener para compartir. Las personas se están comunicando en aplicaciones del vecindario y en las redes sociales. Únase a la conversación con comentarios alentadores. Haga una llamada. Envie un mensaje de texto. Esté al pendiente de sus vecinos literales. Regalar una lata de sopa de res o un rollo de papel higiénico puede significar más ahora de lo que podemos imaginar.

2. Amarse los unos a los otros.

Tome decisiones basadas no en deseos personales, sino en lo que es mejor para los demás, especialmente lo que es mejor para los más vulnerables a esta enfermedad: los ancianos y los enfermos. Si esto significa perderse un estudio bíblico, el servicios del sábado o la Cena del Señor porque está enfermo y/o existe el riesgo de infectar a otros con alguna enfermedad, quedarse en casa es un acto amoroso. Si eso significa cancelar reuniones (incluso el servicio de la Cena del Señor) hasta que el peligro haya pasado, lo más amoroso es cancelar los servicios.

3. Confíe en Dios y rechace el miedo.

Los expertos médicos y el sentido común nos dicen que hay cosas concretas que podemos hacer para protegernos a nosotros mismos y a los demás. Ya han leído la lista: lávense las manos con frecuencia y a fondo; evite tocarse la cara; desinfecte superficies y dispositivos que haya tocado; cúbrase la boca si va a estornudar o toser; choque los codos en lugar de estrechar las manos; evitar multitudes; quedarse en casa si está enfermo; etc. Si podemos reducir la propagación de COVID-19 ahora, más adelante podremos evitar consecuencias muy graves para nosotros y para los demás. Pero hagamos estas cosas porque es un acto inteligentes y amoroso, y no porque estemos regidos por un espíritu de miedo. No importa quiénes seamos o dónde estemos, Dios y las probabilidades estadísticas están de nuestro lado. Los que estamos en Cristo disfrutamos la promesa de Dios de que Él nunca nos dejará ni nos abandonará. Nuestro presente y nuestro futuro eterno están en Él.

Enlaces de Transmisión en Vivo (LiveStream) para ver servicios de Iglesias de la CG7 en la conferencia

Para ayudar a aquellos que buscan servicios en línea durante este tiempo, hemos creado un sitio web de transmisiones en vivo disponible para ver los servicios de la CG7 de varias iglesias de la Conferencia.

Si desea agregar un enlace al sitio, envíe un correo electrónico a livestream@cog7.org con el enlace al servicio de transmisión en vivo para que sea agregado.

Aquí está el sitio web: https://cog7.org/streaming-services/

Recursos Cristianos de Ayuda Sobre COVID-19

El Centro Billy Graham se ha asociado con algunas otras organizaciones para proporcionar una lista de material relacionado con COVID-19 que puede ser de gran valor.

Aquí está el sitio web: https://coronavirusandthechurch.com/

– Loren Stacy

Últimas entradas de Jason Overman (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Jason Overman is Editor of Publications of the Bible Advocate Press. After 24 years in the publishing industry (in sales and management) with the Harrison Daily Times, Jason left his general manager’s position to join the BAP family in 2015. He has served in ministry for 30 years and currently pastors the Church of God (Seventh Day) in Jasper, Arkansas, with his wife, Stephanie, and two children, Tabitha and Isaac. Jason enjoys spending time with family and friends, traveling, reading theology, playing his guitar, and taking in the beautiful Ozark Mountains he calls home.