leaders need emotional support

¿Los Líderes de Su Iglesia Necesitan Apoyo Emocional?

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 5 minutes

Puede parecer una declaración demasiado severa, pero me atrevo a hacerla de todos modos: si nuestro objetivo es la salud y la integridad humanas, nuestra sociedad parece construir algunos sistemas muy dañinos. En particular, creamos comunidades donde nos comunicamos lo menos posible.

Tener un vehículo para conducir es una bendición de eficiencia. Pero esa misma eficiencia se gana a expensas de cualquier comunicación real con las muchas personas que nos encontramos todos los días de camino al trabajo o al hacer mandados o incluso en la escuela. Nuestros mandados y muchos trabajos reflejan el mismo diseño de banda transportadora que lleva a las personas a través del proceso de manera rápida pero que no se presta para hacer comunidad. Parece haber un anonimato determinado en el diseño.

Tal vez tenga familiares y algunos amigos de la escuela con los que se reúna. ¿Se encuentras con ellos en persona? ¿O principalmente envía mensajes de texto y se desplaza por las publicaciones en las redes sociales? Tal vez tenga relaciones excelentes, saludables y en crecimiento. Tal vez se reúna en persona regularmente y tenga conversaciones edificantes. El punto de lo anterior es que, si tiene eso, ha tenido que ir contra corriente y encontrar a otros que también estén dispuestos a hacerlo.

¿Qué Tan Cerca Está Usted de los de Su Iglesia?

Desafortunadamente, la iglesia refleja más a menudo la cultura que a Cristo. Tenemos nuestras cómodas cajas y conocidos a distancia. Podemos decir «feliz sábado» o «paz a vos» muy cortésmente. Puede que le demos un cálido apretón de manos o un abrazo fraternal apropiado, y hablemos de cosas triviales, pero ¿qué tan cerca está usted de los de su iglesia?

Quizás tenga una o dos buenas conexiones que sean más profundas que otras. Sin embargo, ese es probablemente el caso entre compañeros de trabajo también. ¿Estar cerca y dispuesto a conversar resulta en relaciones edificantes y profundamente atractivas que lo impulsan a un crecimiento continuo en Cristo y a caminar unos con otros? Si puede decir que sí, aleluya, pero esa no parece ser la experiencia estadounidense normal.

¿Cuáles Son Las Necesidades de los Líderes?

Piense ahora en el líder de la congregación. ¿Cuántas personas están involucradas en la vida del líder como amigos(as)? ¿Cuántas personas consultan al líder solo para ver cómo está, no para hacer una pregunta o informar una crisis o buscar consejo?

¿Cuántas personas conocen a su líder en un nivel personal real y tienen comunión en su casa como un amigo, no como un evento de la iglesia? ¿Cuántas personas son de bendición para el líder y le dan descanso y apoyo en oración y le envían ánimos y tarjetas? No pienses solo en los pastores cuando digo «líder». ¿Qué pasa con los miembros del Consejo y los líderes del ministerio en todos los niveles?

El Líder Cristiano Está Muy Solo

Tal vez usted es parte de una iglesia donde esto ocurre y todo es excelente, pero en general, el líder cristiano estadounidense se siente muy solo y el sistema construido a su alrededor, llamado la iglesia, es una gran razón para que esto sea así. El líder a menudo está solo en sus pensamientos, no puede compartir sus luchas y no recibe mucho aliento.

A veces, las personas responderán a esta comprensión sobre compensando y hablando mucho con sus líderes y diciéndoles cuán excelente es el trabajo que están haciendo, pero esto pasa por alto el problema real. El líder necesita una comunidad de relaciones. Necesitan amistades verdaderas que crezcan y sean dinámicas. Necesitan personas que los amen y los desafíen. Necesitan misericordia, pero no piedad.

Necesitan personas que sean honestas con ellos y los aconsejen sobre la iglesia y sus preocupaciones personales. Los líderes necesitan personas en quienes puedan confiar como amigos. Muy a menudo, es un camino solitario.

Los líderes necesitan personas en quienes puedan confiar como amigos. – Brian Franks Click Para Twittear

Considere el Ejemplo de Liderazgo de Jesús

Considere el ejemplo de liderazgo de Jesús. Él y sus doce discípulos, incluido su eventual traidor Judas, vivieron la vida juntos. Imagino que mientras viajaban de pueblo en pueblo encontraron una casa para quedarse y, como era el diseño de las casas antiguas, acostaron sus camas en la misma habitación y hablaron hasta altas horas de la noche. Creo que tenemos algunas de estas conversaciones en los relatos de los Evangelios.

Probablemente durmieron afuera o en techos planos bajo las estrellas a veces. Iban a las sinagogas con Jesús, al Templo, al mercado, a las grandes ciudades, a pueblos y al campo. Cruzaron lagos y ríos con él. Lo vieron predicar, sanar, hacer milagros y debatir. ¡También comieron juntos! Durante años estuvieron con él, y muy probablemente esto sucedía todo el tiempo.

Esto es para no decir nada del grupo más amplio de seguidores más allá de los doce. Lo mismo podría decirse del apóstol Pablo y de los equipos misioneros de los que formó parte y de las iglesias que construyó. Ahora, Jesús era soltero y la mayoría de los doce discípulos también lo eran, por lo que esta dinámica no se puede copiar de forma exacta.

¿Qué Valores y Principios Debemos Encarnar?

Pero ¿y si los principios del liderazgo de Jesús se practicaran en la iglesia de hoy como lo fueron en las iglesias primitivas? ¿Qué pasaría si la iglesia de hoy se detuviera e intencionalmente preguntara qué valores y principios deberíamos encarnar en nuestra comunidad?

¿Qué pasaría si el líder y la iglesia se tomaran tiempo (mucho tiempo) juntos para profundizar en las luchas de la vida? ¿Qué pasaría si fuéramos honestos el uno con el otro y redujéramos la velocidad y escucháramos más? ¿Qué pasaría si viviéramos la vida juntos, no por el calendario y el programa de la iglesia, sino por un amor genuino como el de Cristo?

Esto no parece estar ocurriendo en muchas iglesias de cualquier denominación. A veces veo una clara voluntad de construir muros y espacios entre los líderes y los «miembros» (una palabra tan comercial). Hay una cortesía y una apariencia de compañerismo, pero que no profundiza. Reflejamos nuestra cultura en lugar de a nuestro Cristo.

¡Dios Tiene la Intención de que Tengamos Más!

Esta crítica puede sonar dura, pero ciertamente hay muchas esperanzas que ansiar. ¡Creo firmemente que Dios tiene la intención de que tengamos más! Se supone que la iglesia es exactamente donde se deben experimentar la plenitud y las bendiciones.

Visualizo iglesias que son una bendición para los demás y líderes que se sienten profundamente apoyados. Donde decimos «hermano» y «hermana» no por costumbre o expectativa, sino por amor y relación genuinos. Simplemente es difícil ir en esa dirección cuando no vemos cuán arruinadas están algunas de las prácticas y resultados actuales.

Visualizo iglesias que son una bendición para los demás y líderes que se sienten profundamente apoyados. – Brian Franks Click Para Twittear

Si algo de esto suena cierto para usted y su vida, considere tomar la clase, La Salud Emocional del Líder. En Artios, hay muchos líderes en muchas áreas y niveles de la iglesia. Esta no es una clase solo para pastores, sino para madres y padres que lideran, líderes de ministerios de niños, jóvenes y adoración, e incluso futuros líderes de todo tipo.

Deje que nuestra comunidad refleje el liderazgo y el apoyo de Cristo.


Encuentre más información sobre cómo obtener una mejor salud emocional para los líderes, a continuación:

  • Eche un vistazo a Artios Christian College aquí.
  • Inscríbase a LEA 211 La Salud Emocional del Líder aquí.
  • Revise el calendario de cursos del Primera Parte del Invierno aquí.
  • Visite Artios Christian Center por Un Liderazgo Vibrante aquí.
  • Becas disponibles en algunos distritos. Envíe un correo electrónico a Makayla Ross a registrar@artioscollege.org para obtener más información.
Brian Franks
Últimas entradas de Brian Franks (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Brian Franks serves as dean of Academic Affairs for Artios Christian College and as pastor of the Tulsa, OK Church of God (Seventh Day). Brian is a graduate of LifeSpring School of Ministry (predecessor to Artios). He has served as an instructor for Artios and holds a master’s in Education in Online Curriculum and Instruction. He is scheduled to complete a master’s in Divinity in 2022. He is married and has four children.