© kevron2001 | istockphoto.com

Las Guerras de la Adoración

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 2 minutes

Y [elf also profeta] hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada (Apocalipsis 13:12).

Dios rescató a Isabella* de un estilo de vida homosexual y destructivo. Al mirar atrás, se dio cuenta de que incluso la música que escuchaba glorificaba la corrupción. Las letras de las canciones honraban a lo que Dios llama maldad y la llevaban a una oscuridad más profunda. Ella estaba literalmente adorando al enemigo de su alma al cantar junto con su mantra.

Adoración es exactamente lo que Satanás siempre ha deseado. Él quería ser como el Dios Altísimo (Isaías 14:14). Trató de que Jesús lo adorara cuando lo tentó en el desierto (Mateo 4:9). Incluso hoy en día, busca continuamente ser adorado.

Sólo Dios es digno de adoración. Él gobierna el universo desde Su trono celestial (Apocalipsis 4). Dios resplandece con brillo y belleza y está rodeado de un arco iris de misericordia (v. 3). La luz y el poder emanan de Su trono, y los cuatro seres vivos adoran continuamente a Su alrededor. Los veinticuatro ancianos se postran ante el trono. El cielo vibra con la adoración a Dios.

Esta es la guerra de la adoración. Satanás anhela recibir la alabanza que sólo Dios merece. Actualmente, la guerra se libra en los cielos y en los corazones de las personas, como el de Isabella.

Dios nos creó para adorarle (Isaías 43:21). Sin embargo, Satanás siempre nos tienta para que honremos a las cosas o a las personas en lugar de Dios. ¿Quién ha ganado su corazón en esta guerra de adoración? No hay término medio; o estamos en el campo de Dios o en el del enemigo. ¿De quién son las prioridades que seguimos? ¿Las canciones de quién cantamos? ¿Quién está ganando la guerra en nuestros corazones?

Un día, esa guerra estallará en la tierra. Satanás dará poder a su falso profeta para hacer que la tierra lo adore (Apocalipsis 13:12). Una vez establecida su adoración mundial, Satanás exigirá la adoración mediante amenazas de muerte y presión económica (vv. 15-17).

¡No se asusten! Tengo buenas noticias. Jesús ya ha triunfado sobre Satanás en la cruz (Colosenses 2:15). Dios derramará Su ira sobre Satanás y sus secuaces, librando a la tierra de su maldad para siempre (Apocalipsis 14-19).

Finalmente, ¡la guerra terminará! Ya no lucharemos para mantener a Dios en primer lugar en nuestros corazones. Dios habitará entre la gente que ama, enjugando nuestras lágrimas (Apocalipsis 21). Para siempre cantaremos nuestra adoración desinhibida a Él. ¡Anhelo que ya llegue ese día!

¡Ven, Señor Jesús, ven!

 

*El nombre ha sido cambiado.

Últimas entradas de Cindy Arora (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Cindy Arora is an artist, author, and avid lover of Jesus. She has written Understanding Identity and Authority from Ephesians, to help her teenage daughters find their identity in Christ. She named her blog and website "Reflections on Beauty" because everything she writes and everything she creates is a reflection of His beauty. Come see His beauty at www.reflectionsonbeauty.com. Cindy lives with her husband in Redmond, WA.