Do you speak the language?

¿Habla Usted el Idioma?

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 4 minutes

Imagine que en seis meses se comprometió para ir a un ministerio misionero en el extranjero.  ¿Cuáles son algunas de las cosas que realizaría en los meses siguientes? Sospecho que invertiría un tiempo considerable investigando el país en el que va a trabajar.

¿Qué idioma se habla? ¿Cuánto podría aprender en seis meses? ¿Cómo es la cultura? ¿Qué es lo que valoran, cuáles son sus normas y costumbres, cuál es la religión más común, cuáles son sus doctrinas? Sospecho que usaría toda esta información con un propósito general en mente:  prepararse para comunicar el evangelio de Jesucristo de una manera que pudiera entenderse y recibirse en el país en el que va a trabajar.

Vivimos en un Campo Misionero

Al igual que el misionero hipotético en el párrafo inicial, la pregunta a considerar hoy es: ¿hemos hecho algún preparativo para comunicar el evangelio de manera efectiva en la cultura en la que vivimos? ¿Hemos invertido algún esfuerzo en aprender a hablar el idioma?

Con esto quiero decir, ¿entendemos las perspectivas de aquellos con los que nos encontramos todos los días, que no van a la iglesia, que no conocen a Jesús, que viven con valores muy diferentes a los nuestros? ¿Apreciamos al menos que estamos viviendo en un campo misionero?

Vivimos en un campo misionero. – Loren Gjesdal Click Para Twittear

Las encuestas indican que la afiliación religiosa de más rápido crecimiento es «ninguna», lo que significa sin afiliación religiosa. 1 Este grupo ahora representa casi el 30% de la población general, por lo que las posibilidades de interactuar con un no creyente en nuestro contexto local son altas y crecientes (y cuanto más joven es la persona, mayor es la probabilidad).

A medida que aumenta el porcentaje de personas que no asisten a la iglesia, nuestra propia cultura es cada vez más una cultura extraña para muchos cristianos. Tiene su propio conjunto de normas y estándares, sus propias doctrinas, que son sorprendentemente diferentes del cristianismo ortodoxo. ¡Uno podría preguntarse si aún hablamos el mismo idioma!

Un Camino, Una Verdad, Una Vida

Uno de los mayores desafíos del cristianismo evangélico es transmitir de manera efectiva las verdades declaradas por Jesús a un segmento de nuestra población que no cree en la verdad. Es mucho más fácil burlarse de la negación sin sentido de los géneros que persuadir efectivamente al negador de que solo hay un camino, una verdad, una vida que le permitirá a un ser humano conocer a Aquel que creó a los seres humanos, hombres y mujeres. Sin embargo, sin estar de acuerdo con esta Verdad, todas nuestras otras batallas por la verdad (las llamadas guerras culturales) son similares a reorganizar las sillas de cubierta en el Titanic.

Es fácil desanimarse tratando de comunicar el evangelio en una cultura que ha abandonado la Verdad, pero también puede ser alentador darse cuenta de que quizás no necesitemos ir muy lejos para llevar el evangelio hasta los confines de la tierra. ¡El mundo también ha venido a nosotros!

Personas de todo el mundo ahora viven juntas en la mayoría de las ciudades importantes. Ahora bien, ¿podemos diferenciar a Alá de Dios? ¿Podemos explicar la diferencia entre el Reino de Dios y el nirvana? ¿Podemos conectar las buenas nuevas de Jesús con los deseos del corazón que nos las trajeron en primer lugar?

Hablar el idioma, Tanto Literal como Culturalmente

Pablo entendió la cosmovisión panteísta de Grecia. Era consciente de la preocupación por escuchar nuevas ideas en el Areópago. Usó este conocimiento para proporcionar un punto de contacto con el evangelio. Empezó hablándoles de un ídolo, un Dios desconocido.

No citó a Moisés como lo haría con los judíos en la sinagoga. Curiosamente, no citó la Biblia directamente en lo absoluto. ¡En cambio, citó a un poeta griego! 2 Pablo hablaba el idioma, tanto literal como culturalmente, y usó su comprensión tanto de la cultura griega como del evangelio cristiano para hacer una conexión entre los dos que despertó el interés de escuchar más, lo que llevó a la salvación de algunos.

Comprender la Mentalidad

Jesús nos mandó a ir y hacer discípulos, 3 y Pedro nos exhortó a estar listos para dar razón de la esperanza que tenemos. Estas instrucciones son para todos los creyentes, no solo para algunos pocos escogidos.  Ambos requieren alguna habilidad para comunicar el evangelio de una manera que sea efectiva y fructífera.

Para ser obedientes a estas instrucciones, debemos poder hablar el idioma, comprender la mentalidad y las perspectivas, tener al menos una visión superficial de las cosmovisiones de aquellos con los que es probable nos encontremos.

Necesitamos tener una idea de las cosmovisiones de aquellos con los que es probable nos encontremos. – Loren Gjesdal Click Para Twittear

Pero también significa que debemos ser capaces de articular la cosmovisión cristiana de la misma manera. ¿Conoce lo suficiente de cualquiera de las dos para hacer una conexión que despierte el interés de alguien en escuchar más?

¡Invierta Tiempo Para Aprender el Idioma!

Dentro de la comunidad cristiana escucho mucha frustración, incluso desconcierto, con algunos de los puntos de vista expresados en la cultura actual. Se considera que estos puntos de vista ignoran la realidad, son ridículos en el mejor de los casos y maldad pura en el peor.

Sin embargo, de alguna manera aquellos que expresan estos puntos de vista son a quienes somos enviados para hacer discípulos. Esta tarea requiere que seamos capaces de explicar de una manera comprensible la base de nuestras diferencias, no de una manera burlona o menospreciadora, sino de una manera cautivadora que les atraiga a Jesús.

Sin embargo, aparentemente no estamos equipados para hacer más que ahogarnos unos a otros con el volumen de nuestros megáfonos en las redes sociales. ¿Existe alguna mejor manera? Definitivamente sí, ¡pero tendremos que invertir algo de tiempo en aprender el idioma!

Permita que Artios Le Ayude a Aprender Sobre Cosmovisiones

Artios Christian College está ofreciendo un curso llamado Cosmovisiones. Este curso provee de una descripción general de las cosmovisiones históricamente influyentes que dan forma a nuestra cultura actual, así como las de otras religiones que se han abierto paso en el crisol.

Es importante destacar que también le proveerá de una descripción general de la cosmovisión cristiana y le ayudará a identificar los puntos de contacto entre las cosmovisiones: preguntas centrales que cada cosmovisión busca responder. Ser capaz de entender de qué manera cada cosmovisión responde a estas preguntas, puede ayudar a proveer el tipo de conocimiento y comprensión que hace posible una comunicación significativa. ¡Permita que Artios le ayude a aprender el idioma!


¡Artios Christian College ofrece un curso para ayudarlo a aprender más sobre las cosmovisiones!

    • Inscríbase a PHI 311 Cosmovisiones aquí.
    • Visite el sitio web de Artios Christian College aquí.
    • Vea otros cursos abiertos para inscripción aquí.
    • Becas disponibles en algunos distritos. Envíe un correo electrónico a Makayla Ross a makayla.ross@artioscollege.org para obtener más información.
Loren Gjesdal
Últimas entradas de Loren Gjesdal (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Notes:

  1. https://www.pewresearch.org/religion/2021/12/14/about-three-in-ten-u-s-adults-are-now-religiously-unaffiliated/
  2. Vea Hechos 17:16-34
  3. Mateo 28:19

Loren is husband to Nickki for more than 30 years and father to 2 adult children and 1 teen. He lives in Oregon where he is co-pastor of the Marion Church of God (Seventh Day), part time property manager, and Artios Christian College Co-Director.