En Misión . . . en Kenia

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 5 minutes

Kenia está ubicada en la parte este de África y cubre 591,971 kilómetros cuadrados. Limita con Somalia, Etiopía, Sudán del Sur y Sudán al norte; Uganda y Tanzania al oeste; y el vasto Océano Índico al este. La población de Kenia de aproximadamente 48 millones está compuesta por 43 tribus. Nairobi es la capital de Kenia, con una población de aproximadamente
4 millones.

Kenia es una nación predominantemente cristiana (aproximadamente el 80 por ciento), aunque la población musulmana y atea ha aumentado constantemente. Los católicos, anglicanos, adventistas y otras denominaciones protestantes constituyen la mayor parte de la población cristiana.

Kenia tiene un rico patrimonio cultural y es el hogar de la tribu Masai de fama mundial, conocida por su valentía y su forma de vida tradicional. Kenia también es famosa por su rica vida silvestre, bosques naturales y paisajes. En gran parte es una nación pacífica, salvo por la violencia espontánea provocada por las comunidades de pastores que chocan por el pastoreo, las tierras agrícolas, el agua y la política.

Historia de la ID7

Se cree que la Iglesia de Dios (Séptimo Día) llegó a Kenia a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970, aunque los registros del gobierno muestran que la Conferencia General de la Iglesia de Dios (Séptimo Día) se registró formalmente en 1981. Desde entonces, la Iglesia ha tenido su porción de éxitos y desafíos. A través del gran apoyo de la Conferencia General en los Estados Unidos y Canadá, ha experimentado un crecimiento constante y una mejor organización a lo largo de las décadas. Debido a las divisiones locales, el crecimiento de la membresía ha sufrido golpes ocasionales. Pero por la gracia de Dios, estamos presenciando un liderazgo mejor, más claro y más participativo.

Estado actual de la Iglesia

Kenia tiene un total de 91 congregaciones, con una membresía aproximada de entre 3.500 y 4.000. El tamaño de las congregaciones individuales varía, desde menos de 50 miembros hasta más. Administrativamente, la Iglesia está actualmente subdividida en doce distritos. Nuestra iglesia aún tiene que llegar a muchas regiones, especialmente a las áreas costeras del sureste y noreste del país.

Bajo el liderazgo del consejo nacional, la Iglesia en Kenia se está enfocando en su misión y visión, que es llegar a todas las personas con el evangelio de Jesucristo y compartir el amor de Dios. Estamos enfocados en ayudar a este mundo cansado a encontrar descanso en Jesucristo. Estamos comprometidos unos con otros en la comunión y la evangelización, y estamos comprometidos a equipar y preparar a todos los miembros para la obra del ministerio a través del entrenamiento y el discipulado. A medida que perseguimos nuestra visión, nuestro valor fundamental es el amor. Compartimos el amor incondicional de Dios con un mundo perdido.

Para lograr esto, cada distrito de la Iglesia de Dios en Kenia tiene un plan sólido de evangelización con cruzadas y evangelización de puerta en puerta. El pastor Abrahams Wanda Odongo, presidente de la conferencia nacional, ha estado involucrado en el ministerio de radio gracias al apoyo de Misiones de la CG. Este ministerio ha visto a la Iglesia crecer rápidamente desde 2001, ¡de dos iglesias a 29 actualmente solo en el Distrito Sur de Nyanza! La mayoría de los distritos han organizado equipos de evangelización y alcance. Aunque todavía tenemos que formar una estrategia de capacitación para equipar a todos nuestros miembros, nos damos cuenta de lo necesario que es esto para lograr nuestra visión.

Proyectos ministeriales y apoyo internacional

Kenia agradece a la Conferencia General por el apoyo en proyectos como el Ministerio de Huérfanos y Viudas, que cubre áreas muy afectadas por el SIDA, la guerra y los conflictos. Las áreas donde este ministerio ha bendecido maravillosamente las vidas de huérfanos y viudas incluyen los distritos del sur de Nyanza, Gucha, Bureti, Bomet y Turkana. Este apoyo también incluye la educación, la salud y el bienestar de los enfermos y vulnerables.

Las Misiones de la CG también han apoyado a dos escuelas misioneras en Kenia proveyendo sueldos para el personal de la Academia Kesitah en South Nyanza y la Academia Chesoen en Bomet. Se han construido varias aulas nuevas en Bomet y se han renovado las más antiguas. Estas escuelas brindan educación de calidad para huérfanos y otros niños del área.

Nuestra Conferencia Nacional está trabajando en un programa de proyectos de auto-mantenimiento. Esto ayudará a empoderar económicamente a los miembros y, a su vez, ayudará a la Conferencia Nacional a lograr su mandato a través de las ofrendas, diezmos y otras formas de apoyo a la Conferencia. Los proyectos agrícolas son una buena empresa para algunos de nuestros distritos, mientras que otros distritos están considerando otras alternativas. Tal como está ahora, aparte de las iglesias locales que participan en actividades de evangelización, algunas iglesias han estado recaudando dinero para ayudar a construir sus estructuras de adoración. Damos gracias a Dios por el esfuerzo que siempre han hecho los miembros.

Desafíos continuos

El mayor desafío al que nos enfrentamos en Kenia es la amenaza del VIH/SIDA, que ha infectado y afectado a la mayoría de la población de la Iglesia. Las secuelas de esto han provocado pobreza, enfermedad y niveles bajos de productividad. La falta de capacitación para pastores, evangelistas y otros trabajadores de la Iglesia también es un gran revés en el progreso de la Iglesia. Pedimos que nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo oren con nosotros por estos desafíos para que Dios pueda abrirnos el camino.

Pedimos sus oraciones por la Iglesia en Kenia porque la mayoría de las áreas con gran número de miembros son las más afectadas por el VIH/SIDA. Un alto porcentaje de miembros en áreas como el sur del distrito de Nyanza, han perdido familiares o se han infectado. Esta alta tasa de infección se atribuye a prácticas culturales rebeldes que promueven la inmoralidad y la promiscuidad. La herencia y los rituales de la esposa, la pobreza que conduce a la prostitución juvenil y los elementos culturales negativos han contribuido a una tasa de infección sin precedentes en el oeste de Kenia. Esto es especialmente cierto entre la comunidad Luo, donde estas costumbres son rampantes. Sin embargo, la Iglesia ha estado a la vanguardia en la lucha contra estas tradiciones y ha estado ayudando a las víctimas.

A pesar de los desafíos, la Iglesia de Dios (Séptimo Día) en Kenia está comprometida con nuestra misión de alcanzar a otros con el evangelio de Jesucristo. Kenia sigue siendo una nación estratégica para llegar a otros países vecinos como Tanzania, Uganda, Ruanda, Sudán del Sur, Burundi y la República Democrática del Congo.

La Misión en Kenia

Agradecemos a Dios por el privilegio de estar en Su iglesia y de servir al pueblo de Dios en este momento. Confiamos en Dios que a través de las oraciones y los esfuerzos para evangelizar, duplicaremos el número de miembros en diez años. Kenia ofrece muchas oportunidades misioneras porque el evangelio no ha llegado a algunas áreas en lo absoluto, especialmente el norte de Kenia. Nuestra estrategia es capacitar y enviar misioneros a estas partes.

Esta y otras oportunidades en todo el mundo son posibles gracias a sus oraciones y apoyo económico. Comuníquese con Misiones de la CG (GC Missions) (gcmissions@cog7.org) para obtener más información sobre cómo puede ayudar en los esfuerzos de evangelización y capacitación en Kenia y otros países. Escriba un cheque con “GC Missions” en la línea del memo o haga una donación en línea en cog7.org/giving.

 

El pastor Abrahams Wanda Odongo vive en Obuya, Kenia. Además de su papel como presidente de la Conferencia General en Kenia, es un radio evangelista.

Últimas entradas de bibleadvocate (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail