Who cares about theology?

¿A Quién le Importa la Teología?

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 4 minutes

¿De qué manera ha ayudado alguna vez la doctrina a alguien? ¿No han estado las disputas teológicas en el centro de muchas divisiones de la iglesia e incluso en el derramamiento de sangre a lo largo de los siglos? ¿No podemos simplemente estar de acuerdo en estar en desacuerdo y llevarnos bien? ¿No es Jesús todo lo que realmente importa?

Tal vez haya escuchado a alguien hacer preguntas como esta, o tal vez se pregunte qué beneficio hay en las declaraciones doctrinales de fe, los credos y las teologías sistemáticas.  Personalmente, disfruto profundizar en las discusiones esotéricas de la profecía bíblica, los eventos del tiempo del fin y los distintivos doctrinales. Pero también he pensado en ellos como asuntos de curiosidad personal sin mucha relevancia para la vida cristiana diaria.

Luego fui a una conferencia de apologética en la que escuché a uno de los oradores explicar cómo la doctrina del tormento eterno le había impedido pensar en Dios como bueno y entregar su corazón a Dios.

La Teología Sí Importa

También me he encontrado con cristianos que se negaron a usar computadoras, o incluso a obtener licencias de conducir, por temor a que sin darse cuenta fueran marcados con el número de la bestia. Resulta que la teología sí importa, incluso los detalles esotéricos, y puede influir en la vida cristiana cotidiana.

Parte de lo que ha llevado a la Iglesia de Dios (Séptimo Día) a ser distintiva (y a evitar algunos de los errores descritos anteriormente), es su énfasis en la infalibilidad de las Escrituras como nuestra máxima autoridad. Muchas de las ideas que dan mala reputación al cristianismo son el resultado de colocar alguna otra fuente por encima de la Biblia, ya sea la filosofía griega, un profeta autoproclamado, el fundador de una iglesia o incluso un autor popular que simplemente hace un trabajo de mala calidad en la interpretación de la Biblia.

La autoridad de las Escrituras está tan arraigada en nosotros que probablemente ni siquiera la pensemos como una posición teológica, pero lo es. Dios se ha revelado a Sí Mismo a través de Su palabra escrita. Teología significa literalmente dios palabras o dios razón (del griego theos, dios, y logia, palabra o razón). Cuando buscamos una buena teología, estamos buscando conocer a Dios como realmente Él es.

Cuando buscamos una buena teología, estamos buscando conocer a Dios como realmente Él es. – Loren Gjesdal Click Para Twittear

Dios se ha Revelado a Sí Mismo a través de la Palabra Viva

En Su palabra escrita también encontramos que Dios se ha revelado a Sí Mismo a través de la Palabra Viva—a través de Su Hijo, Jesús. Una vez más, esto puede parecer tan fundamental que fácilmente podríamos estar de acuerdo en que, « ¡Por supuesto, Jesús importa! » Vemos en la descripción de la vida y la enseñanza de Jesús cómo es realmente Dios, pero también lo que significa ser realmente humano. Vemos a alguien que representó perfectamente a Dios, que también clarificó errores en la doctrina como la encarnación de la Verdad, como una teología viva.

Es comprensible que profundicemos en el estudio de Jesús con cierta pasión, lo que también ha resultado en cierta división a lo largo de los años. Las preguntas, « ¿Quién es Jesús? », « ¿Qué logró Él en la cruz, por qué y cómo? » son las preguntas que nos llevan a entender la salvación y lo que significa ser cristiano.  Sin embargo, también encontramos que nuestro intelecto y nuestro lenguaje se extienden más allá de sus límites cuando tratamos de describir la relación entre el Padre, el Hijo y el Espíritu.

La Verdad Importa

Nuestra paciencia para luchar a través de nuestras diferencias es limitada. Con demasiada frecuencia, en el punto de desacuerdo, se saca a relucir la palabra hereje y se establece una división entre « nosotros » y « ellos ». O descontinuamos la discusión para preservar la relación. Perseverar civilmente en la discusión con la mente (y el oído) abiertos es valorar la relación tanto como la Verdad.

La Verdad importa. Puede que no todas las verdades importen por igual, pero todas las verdades importan ya que cada verdad de alguna manera ilumina el carácter de Dios, nuestra naturaleza y Su voluntad. Incluso los puntos más sutiles, como la naturaleza del infierno y la interpretación profética, pueden impactar decisiones importantes en la vida, la estabilidad de nuestra fe y la unidad de nuestra confraternidad. Es amoroso y honra a Dios buscar juntos el mejor entendimiento posible.

La verdad es importante porque en el estudio de la teología, tanto a través de la palabra escrita como de la Palabra Viva, buscamos las respuestas a nuestras preguntas más fundamentales como seres humanos: ¿quién soy, qué le da sentido a la vida y hacia dónde voy? 1 También estamos buscando el propósito de nuestra vida y obteniendo un anticipo de nuestra recompensa eterna.

Conocerlo es Amarlo

Luchar con la teología y la doctrina es luchar para comprender a un Dios infinito, eterno y perfecto a través de una mente finita, temporal y nublada por el pecado. Sin embargo, conocerlo es LA pasión que debe ocupar el primer lugar en nuestras mentes y corazones. Conocerlo es amarlo, y cuanto mejor lo conozcamos, más lo amaremos con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerzas.

Conocerlo cara a cara sin ningún velo, y ser conocido por Él sin ningún temor, es la gran recompensa del Reino de Dios. Es el regalo por el cual Jesús murió para otorgar a aquellos que lo desean más que cualquier cosa que este mundo tenga para ofrecer.

La Búsqueda para Conocer a Dios

Si bien aprecio el registro escrito de la vida y las enseñanzas de Jesús, y la morada del Espíritu Santo (la presencia continua de Jesús guiándonos hoy), no obstante, anhelo el regreso corporal de Jesús. Tengo un agudo sentido de que en este momento solo veo a través de un espejo oscuro, sin embargo, anhelo ver con la perfecta claridad que solo traerá verlo cara a cara.

Sospecho que esta frustración compartida está en la raíz de muchas contenciones. Sin embargo, no debemos cansarnos de la búsqueda de la verdad. La teología es nada menos que la búsqueda de conocer a Dios mismo. Una comprensión más verdadera y completa de Él nos llevará a tomar decisiones más sabias, a tener expectativas precisas y a vivir con un propósito fructífero. La teología es la gracia de Dios para darnos una probadita del cielo hoy.

La teología es nada menos que la búsqueda de conocer a Dios mismo. – Loren Gjesdal Click Para Twittear
  • Para obtener más información sobre teología, visite Artios Christian College aquí.
  • ¡Las Inscripciones ya están abiertas! Inscríbase a THE 201 Teología Cristiana aquí.
  • Becas disponibles en algunos distritos. Envíe un correo electrónico a Makayla Ross a makayla.ross@artioscollege.org para obtener más información.

 

Loren Gjesdal
Últimas entradas de Loren Gjesdal (ver todo)
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Notes:

  1. Millard Erickson.  Introducción a la Doctrina Cristiana, Tercera Edición, (Grand Rapids:  Baker Academic, 2015), 4.

Loren is husband to Nickki for more than 30 years and father to 2 adult children and 1 teen. He lives in Oregon where he is co-pastor of the Marion Church of God (Seventh Day), part time property manager, and Artios Christian College Co-Director.