people meeting

10 Cualidades de Cristianos de Influencia

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailReading Time: 5 minutes

Todos los cristianos tienen la capacidad de influir en las personas que les rodean para vivir de tal manera que reflejen el corazón de Jesús para el mundo.

No importa cuán amplio sea su círculo de influencia -cuántos amigos, hijos, conocidos de Facebook o seguidores en Twitter tiene, cuán grande es su iglesia o comunidad, o cuántos compañeros de trabajo tenga usted. Lo que importa es el potencial de profundidad en sus ámbitos de influencia.

En lo que se refiere a la profundidad de influencia, aun cuando todos los cristianos son re-creado como líderes, existe una diferencia significativa entre líderes pasivos y líderes activos: los líderes activos son líderes misioneros que se han comprometido a aumentar su capacidad de influencia ¡Centrados en Cristo! Como resultado, la profundidad de su influencia aumenta naturalmente.

Aquí están diez cosas que la mayoría de los cristianos de influencia tienen en común:

1. Desean Que Su Carácter Refleje el de Cristo

En primer lugar, estos líderes participan en una travesía para entender y conocer a Cristo y Su corazón. Como parte de esta travesía, permiten que sus corazones sean remodelados e intencionalmente anclan su carácter al de Él. En el proceso, se convierten en reflejos vivos de Cristo. Como Howard Hendricks observó, « El método de Dios es siempre encarnacional. Él ama tomar Su verdad y envolverla en una persona ».

2. Contemplan las Obras de Dios

Los líderes cristianos tienen que sacar fuerza de la contemplación regular en las misteriosas y llenas de gracia obras de Dios. Al final de la jornada, nuestros esfuerzos no son responsables de nuestro progreso, nuestras obras no son responsables de nuestra santificación, nuestras palabras no son responsables de cambiar a otros. Estamos en todo momento dependiendo totalmente de Dios, incluso cuando Él nos invita a unirnos a Él en su obra. La contemplación nos recuerda quién está en control, nos lleva a través de los tiempos, cuando no vemos « resultados », « éxito » o « progreso », y nos conecta con la gracia que realmente nos faculta para servir.

3. Tienen un Sentido Definido del Llamado

En un mundo lleno de posibilidades y necesidades, todo está compitiendo por nuestro tiempo y energía. Los cristianos de influencia reconocen que no sólo no pueden hacer todo, sino que Dios no nos ha llamado a hacer todo.

Lo primero que reconocen es que nuestro enfoque es estar en Cristo por encima de todo lo demás. Cristo debe ser el principal enfoque y el mensaje de nuestras vidas. Sin embargo, la mayoría de los líderes de influencia van más allá y reconocen que tienen un papel único que jugar específicamente en cómo son sus vidas para dirigir a la gente a Cristo y traer Su Reino a un enfoque mayor.

4. Contextualizan Su Llamado

El contexto importa.

Hogar, lugar de trabajo, comunidad, grupos de los que somos parte, amistades, iglesia -la posición desde la cual podemos influir en otros varía de un escenario de la vida a otra. Por lo tanto, cómo podemos ejercer liderazgo variará de un contexto a otro.

La mayoría de los cristianos de influencia no sólo intentan comprender la cultura de cada contexto, ellos disciernen cómo se ve su llamamiento en cada arena y reconocen que pueden ser llamados a un mayor liderazgo en algunos contextos que en otros.

5. Tienen Contentamiento para Liderar Desde Su Posición Actual De Autoridad

Reflejando el carácter de Cristo, estos líderes se centran en la reducción de sí mismos, no se exaltan a sí mismos. Ellos saben que hacer juegos de poder por autoridad debilitará su influencia cristiana en vez de profundizarla. Por lo tanto, respetuosamente se dejan guiar por los que están en posiciones de autoridad sobre ellos. Al mismo tiempo que estos líderes pueden percibir que Dios planea aumentar su posición de autoridad, tal como David, no intentan acelerar el plan de Dios. En lugar de ello, demuestran el liderazgo y el incremento de sus cualidades de líder en sus funciones actuales.

6. Están Creciendo en Competencia en sus Áreas de Influencia

Los cristianos de influencia están comprometidos particularmente en conocer a Dios y ser estudiantes de quién es Dios (teología), de modo que este conocimiento pueda fluir en y a través de sus vidas y en las vidas de la gente alrededor de ellos. Sin embargo, y ya que Dios es tan vasto, que cuanto más lo conocen, más se dan cuenta de que hay más de Él por conocer. Por lo tanto, nunca dejan de buscarlo.

Los cristianos de influencia también prestan atención a las habilidades y el conocimiento contextual de valor para su ámbito de influencia. Su influencia en su empresa, comunidad e iglesia están directamente relacionados con su capacidad para proveer lo que la red – y sus miembros – necesitan para prosperar. Cuando su competencia (y así, el valor percibido) aumenta, su influencia aumenta también, dando oportunidades para dar forma a ese entorno y sus miembros para reflejar mejor el corazón de Dios.

7. Tienen una Claridad de Enfoque

Claridad de enfoque es similar a la minería de oro. Durante la fiebre del oro a mediados del siglo 19, la totalidad de la superficie de oro se recogía muy rápidamente. Mientras que muchos de los buscadores de oro trabajaban largas horas durante sus demandas con muy poco rendimiento, los mineros más exitosos centraron sus energías cavando minas verticales -a menudo tan estrechas como 3,5 metros cuadrados y más de 100 pies de profundidad. Estos mineros trabajaban como un equipo, cavando profundamente en un punto específico.

Hoy la mayoría de los dirigentes de influencia hacen lo mismo. Eligen su zona de influencia cuidadosamente para luego comprometerse en la misma. Cuando están en una posición de responsabilidad, los líderes de influencia también reconocen la importancia de dar instrucción clara y enfocada de modo que puedan afinar y profundizar como un grupo.

Esto no significa que los líderes cristianos deben ignorar, minimizar o competir con las minas de otros. Por el contrario, debemos mantener la conciencia y brindar aliento mientras trabajamos juntos para sacar a la luz los tesoros que tenemos en Cristo.

Competencia y claridad tienden a trabajar mano a mano la una con la otra. Cuando aumenta la competencia, aumenta la claridad. Cuando aumenta la claridad, usted puede centrarse en desarrollar aptitudes y la comprensión que apoye su llamado. Así, este principio se extiende más allá del llamado general para identificar puntos de enfoque específicos dentro de ese llamado.

8. Sus Acciones Son Consistentes con su Enfoque

Tras la identificación de su llamado y enfoque, la mayoría de los líderes de influencia no se permiten el distraerse de ellas.

Escogen sus herramientas y tienen como objetivo profundizar en un punto determinado, no pasan su tiempo y energía divagando en nuevas parcelas de tierra para cavar un poco aquí y un poco allá. Esto también es cierto cuando están en una posición de responsabilidad y al dar instrucciones a otras personas. En cambio, tiempo y energía se gastan trabajando para profundizar en el área de enfoque.

Incluso cuando las situaciones son desafiantes e intimidantes, estos líderes continúan valientemente centrados y coherentes.

9. Están Aprendiendo a Comunicar Más Eficazmente

Hay una tendencia a equiparar la comunicación cristiana con sermones y oratoria. En la realidad, sin embargo, esta se refiere a muchas conexiones relacionales orales, escritas y no verbales que hacemos el uno con el otro todo el tiempo. Y una parte significativa de esta comunicación es escuchar con el propósito de comprender.

La influencia se profundiza radicalmente cuando nuestras habilidades de relación se expanden para entender el punto de vista de los demás – sus heridas, necesidades, alegrías, deseos – y se comunican claramente de manera consistente con nuestro llamado y enfoque que a su vez se conectará con ese punto de vista.

10. Son Rápidos para Confesar sus Debilidades y Errores

Todos tenemos defectos, pero los líderes cristianos con la mayor profundidad de influencia se niegan a permitir que las debilidades y los errores los controlen y así perpetúen un efecto dominó de acciones perjudiciales. En cambio, los identifican y reconocen a sí mismos, a los amigos de confianza, a compañeros del ministerio y a las personas afectadas por sus acciones. Cuando las deficiencias les ganan, asumen la responsabilidad por sus acciones y buscan la reconciliación.

Conclusión

Usted fue re-creado para ser líder en sus círculos de influencia. No importa cuán profundo sea tu nivel de influencia en la actualidad, el liderazgo no es nunca un punto de llegada, sino un recorrido a lo largo de toda la vida.

¿Quiere descubrir sus fortalezas de liderazgo en cada una de estas áreas? Descarga la guía gratuita de Artios Christian College: Descubriendo Sus Fortalezas de Liderazgo.

 

Amber Mann Riggs

Amber Mann Riggs is co-director and dean of administration for Artios Christian College and holds a B.A. in Youth Ministry and a M.A. in Curriculum and Instruction, both from Colorado Christian University. She also directs the worship ministry for her local congregation. Amber is a home-school mom to four young daughters and a smitten wife to her husband, Bryan.

Latest posts by Amber Mann Riggs (see all)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Amber Mann Riggs is co-director and dean of administration for Artios Christian College and holds a B.A. in Youth Ministry and a M.A. in Curriculum and Instruction, both from Colorado Christian University. She also directs the worship ministry for her local congregation. Amber is a home-school mom to four young daughters and a smitten wife to her husband, Bryan.